Hace muy poco tiempo que este restaurante de privilegiadas vistas sobre el puerto náutico y el frontal de Barcelona se ha puesto en manos del equipo de cocina del restaurante Pósit. Una decisión a priori muy acertada si ponemos como referencia el

0_rcnb_c.jpg

cambio de la cocina de la Galería Gastronómica, que también regenta el equipo de Pósit. Sin embargo, tengo que decir que la calidad de un restaurante y el otro es como la noche y el día. Mientras en la Galería Gastronómica, anteriormente en manos de Lorenzo Queen, cambió mejorando con mucho a sus antecesores, en el restaurante del Real Club Náutico de Barcelona pasa todo lo contrario. Pósit parece que reserve productos de primera calidad para sus restaurantes estrella (Barceloneta, Sitges, Galería) y productos de segunda para el resto… Sin más dilaciones… gambas a la plancha, a 38 euros cinco unidades, que devolví por no poder comer. No sólo no eran frescas… parecían de la semana pasada… Croquetas de pollo, recomendación del día… las traen de bacalao. Filete a la sal… absolutamente pasado de punto… difícil vuelta atrás. Las ensaladas… como en cualquier otro sitio… nada destacables, nada sorprendentes… y si hablamos del tiempo de espera entre plato y plato… Lo que parecía una apuesta segura, un boleto ganador, ceder la cocina al Pósit, puede girarse en contra si no cambian mucho… y mucho tienen que cambiar! Espero que así sea…

RCNB: trato 6,5 – comida 4 – espacio 7 – relación calidad precio 4 (40€)

Be Sociable, Share!